Aboga Banxico por inclusión financiera

Debido a que las operaciones menores a 8 mil pesos representan más de la mitad de las transferencias realizadas, y al incremento previsto de estas últimas para 2022, la institución lanzará una nueva versión del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) con mayores opciones para sus usuarios.




Debido al notable incremento de transacciones digitales tanto durante 2021 como el proyectado para este año, el Banco de México (Banxico) dio a conocer que trabaja en el desarrollo del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) 2.0, algo que tendrá impacto en todos los niveles socioeconómicos, con lo que se abonará a la inclusión financiera. Por ejemplo, de acuerdo con datos del propio Banxico, entre enero y noviembre de 2021, el 99.1 por ciento de los ingresos por remesas llegaron a su destino mediante transferencias electrónicas.


Además de lo anterior, la institución indicó que se estima que el número de operaciones digitales crezca 52 por ciento durante 2022, luego de registrar un incremento de 63 por ciento en 2021.


Banxico señaló que las operaciones menores a 8 mil pesos representan actualmente el 80 por ciento del total que realizan las personas, esto de acuerdo con el documento titulado “Estrategias de Pagos del Banco de México”. Con lo anterior como base, se proyecta que SPEI 2.0 ayude a incrementar entre el 50 y el 80 por ciento las transferencias menores al monto indicado, un hecho que se inscribe en la tendencia del uso de pagos digitales que se detonó a raíz de la pandemia por COVID-19.


Banxico también anunció que SPEI 2.0 contará con mecanismos tecnológicos y de interoperabilidad entre sistemas de pagos para poder más fácilmente formar parte de estas opciones de transacción digitales tan demandadas actualmente.


Además, señalaron, esta nueva versión del conocido servicio de transferencias contará con opciones de liquidación en pesos y otras divisas y entrega contra pago en operaciones con valores. La regulación legal será la misma del SPEI actual.


Banxico también señaló que se busca reducir el error humano mediante la automatización de todos los procesos, los tiempos de análisis y la generación de evidencia para proteger la integridad financiera de los usuarios, además de protegerlos de eventos que vulneren su ciberseguridad con elementos operativos que robustezcan la trazabilidad y el análisis de riesgos.