Anuncian régimen fiscal para emprendedores

Con el uso de herramientas digitales para disminuir la carga administrativa y una reducción importante en el ISR, el Régimen Simplificado de Confianza, que sustituirá al RIF, se presenta como una gran opción para la tributación de personas físicas con ingresos anuales no muy elevados.


Aunque no fue creado de manera específica para los empresarios que apenas inician, sí serán estos algunos de los más beneficiados con el Régimen Simplificado de Confianza que acaban de anunciar el Servicio de Administración Tributaria (SAT).


Esta nueva manera de tributar tiene en mente un Impuesto Sobre la Renta (ISR) mínimo para las personas físicas que tienen ingresos anuales menores a 300 mil pesos, pero da margen para que quienes generan cantidades mayores se beneficien con una reducción en ese impuesto.


De acuerdo con el documento mediante el que fue dado a conocer, el Régimen de Confianza prevé tasas progresivas del ISR según los ingresos reportados al año.


“Pudiendo ser ISR incluso del 1 por ciento cuando los ingresos anuales no son mayores de 300 mil pesos, aplicando una tasa máxima de 2.5 por ciento para quienes obtengan ingresos de 2 millones 500 mil y hasta 3 millones 500 mil pesos”.


Una de las principales ventajas que destacó el SAT al hacer este anuncio, es que se planteó de manera que reduzca la carga administrativa para quienes tengan menor capacidad para realizarla con ayuda de terceros, como contadores. Con lo que tanto freelancers como emprendedores y startuperos, resultan muy beneficiados.


Se indicó en el documento que el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) será utilizado como principal herramienta, con lo que se automatiza el cálculo del impuesto, además de agilizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales.


Para optar por el Régimen Simplificado de Confianza, los contribuyentes deben inscribirse o actualizar su Registro Federal de Contribuyentes (RFC); generar su firma electrónica avanzada y activar su buzón tributario; expedir y solicitar facturas a través del portal del SAT, en donde encontrarán la información precargada, y generar la línea de captura para efectuar el pago correspondiente de impuestos.


Además, para dar espacio a la familiarización con el nuevo régimen, durante 2022 se podrá optar entre realizar la declaración anual o declaraciones mensuales con el ajuste anual.


El SAT añadió que quienes decidan tributar en el Régimen Simplificado de Confianza tendrán varios beneficios adicionales como:


Sus facturas participarán en los sorteos que el sistema determine, como los que se hacen por El Buen Fin; podrán participar en los remates que realiza; no estarán obligados a presentar declaraciones informativas; no será necesario que lleven contabilidad electrónica.


La institución fiscal añadió que el proyecto de la Miscelánea Fiscal considera eliminar el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) debido a que los contribuyentes podrán cambiarse al nuevo Régimen de Confianza.