Bajó inclusión financiera: Citibanamex

De acuerdo con el reporte publicado por el grupo financiero, durante 2020 se dio una caída importante en varios indicadores que conforman la inclusión financiera. Únicamente cuatro estados de la república: Ciudad de México, Nuevo León, Quintana Roo y Baja California Sur, mantuvieron, en general, un nivel alto.



Con un retroceso importante en comparación con los valores registrados entre 2018 y 2019, varios indicadores de inclusión financiera en México tuvieron un retroceso importante durante 2020. Así lo indican los resultados del Índice de Inclusión Financiera 2021 dado a conocer por Citibanamex.


En el reporte se indica: “La interrupción de diversas actividades productivas generó incertidumbre a nivel mundial y afectó a las principales variables económicas en México y buena parte del mundo. Además de las afectaciones ya conocidas en salud, también impactó negativamente a la inclusión financiera, la menor actividad económica, pérdida de empleos e incertidumbre sobre el rumbo de la pandemia estuvieron acompañadas por una disminución de la actividad financiera. Con base en cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), durante 2020, aun cuando la mayoría de los puntos de acceso u oferta de servicios financieros continuaron creciendo, la tenencia o número de contratos, es decir el uso o demanda de dichos servicios mostraron caídas importantes”.


Durante 2020, según Citibanamex, se vieron afectadas las transacciones en terminales punto de venta (TPV), tarjetas de crédito, crédito en general, cuentas de ahorro, operaciones en cajeros automáticos y sucursales de la banca comercial. “Por primera vez, desde el inicio de esta investigación, cayeron seis variables del indicador, las cuales afectaron negativamente el índice en su conjunto, ya que retrocedió a los valores observados entre 2018 y 2019”, puntualizó la institución.


Juan Luis Ordaz, director de educación financiera del banco, explicó que el Índice de Inclusión Financiera Citibanamex mide el nivel de penetración que tienen los productos y servicios financieros que ofrece la banca, así como su nivel de uso en los estados y municipios del país.


A nivel estatal, durante 2020 solo cuatro entidades llegaron al rango de muy alta inclusión financiera: Ciudad de México, Nuevo León, Quintana Roo y Baja California Sur; mientras que en el de alta y media se mantuvieron 13 entidades federativas; y los estados con baja y muy baja aumentaron de 12 a 15.


Mientras que a nivel municipal, se puede leer en el índice: “Observamos que el nivel de inclusión financiera observó un reacomodo en 2020. El número de municipios con inclusión financiera muy alta retrocedió en 9 con respecto a 2019, ubicándose en un nivel muy similar al de 2018, es decir con 77 municipios. Asimismo, los municipios con alta inclusión financiera disminuyeron de 219 en 2019 a 179 en 2020, mientras que el resto de los segmentos engrosó: los municipios de inclusión financiera media pasaron de 239 a 247 de 2019 a 2020, los de inclusión baja se movieron de 487 a 526 y los de muy baja aumentaron marginalmente de mil 432 a mil 436, durante el periodo señalado”.