Bien para Bien busca expansión

Fundada en 2014 con capital mexicano y fondos europeos, la fintech que otorga créditos de liquidez contra bienes inmuebles, buscará crecer internacionalmente y es Colombia el país que tiene en la mira, así lo comentó su CEO, Víctor Manuel Borrás.


Con operación en las 200 ciudades más importantes de México y una red de promotores de más de 15 mil personas, la fintech Bien para Bien se consolida como una de las principales alternativas a nivel nacional para la obtención de créditos de liquidez que se otorgan contra un bien inmueble y por los que se pueden obtener hasta 5 millones de pesos a pagar en cinco años.


Víctor Manuel Borrás, CEO de Bien para Bien, compartió que buscan expandir internacionalmente su operación. Desde su fundación, en 2014, esta fintech, a decir de su titular, ha tenido la mirada puesta en Sudamérica.


“Siempre hemos pensado que Colombia es una continuación natural de México, sobre todo porque es muy parecida a toda la reglamentación jurídica en términos de propiedad. Pensamos que ese es el crecimiento lógico de Bien para Bien”.


Optar por Colombia y otras naciones del cono sur obedece, dijo Borrás, a dos aspectos importantes: la masa crítica, es decir, el número de habitantes que tiene un país, y la legislación o reglamentación.


“En México somos una combinación entre Brasil, que tiene una población incluso más grande que la nuestra —pero estamos en ese rango— y Colombia y Chile, que tienen legislaciones avanzadas en términos de propiedad”.


El CEO de Bien para Bien indicó que México es un país afortunado debido a que tiene una población amplia que genera una demanda importante de créditos y, además, una muy buena legislación que permite realizar, con total confianza, un negocio de préstamos sobre propiedades.


“México es importante desde ese punto de vista, yo pienso que somos líderes en América Latina en el tema de bienes raíces y esto nos permite, con nuestra tecnología, poder ir a otros lugares en los que haya masa crítica y buena legislación, o cualquiera de las dos”, dijo.


Respecto a la llamada Ley Fintech (Ley para regular las instituciones de tecnología financiera) promulgada en 2018, Borrás comentó que se trata de una regulación avanzada.


“En nuestro caso no nos aplica porque no estamos en ninguno de los supuestos de la Ley fintech, que tiene que ver con transferencias, con captación de recursos, con criptomonedas…nosotros no captamos dinero del público, lo que hacemos es fondearnos a través de créditos y prestar. No nos aplica pero sí estamos en contacto con las características de la ley y pensamos que es una legislación avanzada en América Latina respecto a las fintech”.