Café, motor de emprendimiento

El joven poblano Arturo Espinoza inició el Vocho Café, un pequeño negocio, en honor a su padre, con el que satisface la creciente demanda por esa bebida que, según FIRA, aumenta en México en una tasa del 2 por ciento anual.


De acuerdo con datos del reporte “El café en México. Diagnóstico y perspectiva” realizado a petición de la Cámara de Diputados en 2018, el consumo per cápita del café en el país tiene una tendencia a la alza que es ya irreversible.


Ahora, tres años y una pandemia después, se puede decir que esa bebida ha mantenido no solo su popularidad sino que se han reinventado las maneras de hacerse de ella.


Mientras que grandes empresas como Caffenio han optado por empezar a transitar el camino de la digitalización y ya cuenta con su app para la compra y entrega a domicilio de diversas opciones —tanto calientes como frías— el café ha sido también el motor para emprendimientos más pequeños pero con grandes posibilidades de desarrollo, como Vocho Café, iniciado por Arturo Espinoza en la capital de Puebla.


Se trata de una cafetería móvil que tiene como base a un Volkswagen Tipo 1, que fue adaptado por el joven emprendedor para iniciar un negocio en honor a su padre, quien falleció en 2019.


Espinoza precisó que es a partir de una máquina de gas que puede preparar el café en su vocho, sin embargo, ya está trabajando para renovarlo y convertirlo en un sistema eléctrico. Además cuenta con un generador de luz para cargar la pila.


El microempresario señaló que la crisis económica no fue un obstáculo para iniciar su negocio y, de hecho, la pandemia le ayudó a ser más creativo e inspirarse para sacar adelante este proyecto de negocio que es ahora su proyecto de vida. “Si una persona quiere emprender no deben tener miedo, solo deben tener fuerza de voluntad ante todo”, dijo en entrevista para Milenio.


El Vocho Café tiene grandes perspectivas puesto que, además de facilitar a sus clientes las opciones para comprar café, puesto que se trata de una cafetería móvil, según información de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) el 85 por ciento de los mexicanos toma de una a tres tazas al día y son los hombres los que consumen más: tres tazas frente a dos que ingieren las mujeres. Y, de acuerdo con Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), en el país el consumo de café aumenta 2 por ciento cada año, con lo que Espinoza estaría contribuyendo a satisfacer esta creciente demanda.


Y es que el joven emprendedor busca a quien lo necesite. Indicó que su dinámica es llegar a oficinas y negocios para ofrecer sus opciones de bebida que, combinadas con su buen trato, han hecho que su clientela no solo se mantenga, sino crezca.