Disrupción Digital

POR BEATRIZ PERDOMO


Cambiar paradigmas a través de la estrategia es la práctica que reta constantemente a Beatriz Perdomo. Como gerente de marketing, consumo y negocios para Latinoamérica en Adobe Inc. ha adoptado un enfoque global que le permite desarrollar habilidades de alta dirección y dominar metodologías que derivan en innovación, en una empresa donde la creatividad lo es todo.





Consciente de que la inversión en actividades innovadoras conlleva altos niveles de riesgos, la dirección estratégica que asume la ajusta a las normas establecidas por el corporativo, alineada al Experience Business que enmarcan las tendencias de consumo actuales.



NUEVOS MERCADOS

Mejores Prácticas: ¿Cómo se logra la disrupción en un contexto de constante innovación?

BEATRIZ PERDOMO: A través de la analítica. Los números ayudan a dimensionar hábitos de consumo y perfiles, y te indican cómo mejorarlos. El cliente permanecerá igual a ojos de encuestas y estadísticas, pero la disrupción de una estrategia arrojará otra información y llevará a la investigación de mercado a otros niveles, donde se comulgue con la creatividad. Las empresas que busquen destacar en esta nueva era tendrán que hacer tan bien su trabajo que la gente apenas sea consciente de que existe un órgano que los ha llevado a decidir o sentir algo. Aquellas que logren asumir este modelo serán las más exitosas.


MP: ¿Qué herramientas se implementan para alcanzar la innovación?

BP: Contamos con el auge de las redes sociales que permiten entender ese contacto directo

con el usuario. Ahí es donde toma mayor relevancia la investigación de mercado. Antes, quizás, lo hacías como una manera más para salir a campo y comprobar tu investigación. Hoy, las redes sociales son el insight para desarrollar productos. Ese es el cambio más grande en materia de innovación.


MP: ¿Qué tanto ha revolucionado la mentalidad Customer Centric?

BP: Cuesta cambiar las prácticas de marketing ante una nueva era porque el Customer Centric se realizaba al final del proceso. Los directivos actuales tienen esa historia y esa tradición,y así lo divulgan a sus colaboradores, por eso resulta un tanto agresivo cambiar esas formas si eres el personaje nuevo en el área. Pero es algo que se debe hacer. Todo el auge de generaciones disruptivas, sumadas a organizaciones con nuevos enfoques, ha hecho que desaparezcan empresas y sus prácticas tradicionales.


MP: ¿Cómo asumir el sentido de disrupción sin perderte en el trayecto?

BP: No se adquiere de un día a otro, debe trabajarse. Adobe Inc. cuenta con apuestas grandes desde la educación preescolar hasta la superior, quienes sembrarán y cosecharán a los directores empresariales del futuro. Un mindset de hacer las cosas bien, visualmente atractivas, con fondo y forma.


MP: ¿Cómo te ha marcado atestiguar tal innovación durante todos estos años?

BP: Es muy válido el dicho «no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes». Se ve en países emergentes donde la tecnología llegó tarde y cuesta implementarla. Sin embargo, también existe bastante desarrollo y talento en algunos lugares latinoamericanos, donde el extranjero ha puesto su mira y se ha aprovechado a tiempo el potencial. En ambos panoramas nuestro deber es abrir oportunidades.


MP: ¿Cómo defines la creatividad?

BP: Es la forma en que mejoras antes y después. Un proceso que llevas para cambiar una situación y ser mejor. Se tiene el paradigma que la creatividad sólo está en diseño y en el arte, pero es un factor que está en todos lados. Tiene que forjarse desde la infancia y por eso pecamos como padres al querer educar como nos educaron. Debemos abrir el espectro creativo en todos los niveles de educación, en casa, escuela y empresa. La estructura creativa está en la dinámica laboral diaria, debemos vivirla y ejercitarla, pues ayuda a asumir mejor los conflictos y su resolución. Por lo que considero, que si es una competencia que influye en la selección de un trabajador, se debe invertir en ello e incluirse en las estrategias de cultura organizacional para detonar o reforzar este factor.


MP: ¿Cuáles consideras que son los retos de los trabajos del futuro?

BP: Los estudios que Adobe ha realizado entre las nuevas generaciones denotan que los programas educativos actuales no están diseñados para el desarrollo de competencias para el futuro. Hay una brecha que debe cerrarse y tratarse desde la dirección estratégica.


MP: ¿Cómo vislumbras el storytelling en la siguiente década?

BP: La brecha está en saber comunicar. Se acercan personas con organizaciones que apoyan startups y emprendedores con excelentes ideas, pero no convencen. Ahí es donde el storytelling hará su revolución y cobrará mayor relevancia conforme el futuro lleve todo a lo digital, pues hay que tener ingenio para saber conectar por igual con el inversionista y el consumidor.


MP: ¿Y qué hay del futuro del marketing digital?

BP: El marketing tradicional se encarga en cómo vender de manera rápida y eficiente grandes cantidades de productos o servicios. El digital se da por las tendencias actuales, la explosión de multi-dispositivos, los cuales generan herramientas para medir y monetizar. El presente ya conjuga el online con el offline, una transformación que vislumbra un futuro de mayor adhesión en estrategia para lograr una visión 360 que permita tomar decisiones asertivas.