El fenómeno de la información

POR SAMANTHA ALATORRE


Hoy en día, la tecnología de la información (TI) es un concepto que toma fuerza en cada ámbito en el que se menciona y el cual responde a las necesidades de las tomas de decisiones, pero ¿Cómo se define la TI? Es el proceso de creación, almacenamiento, transmisión y percepción de la información y métodos de aplicación de dichos procesos para obtener nueva información de calidad sobre el estado de un objeto, proceso o fenómeno.





iHubs: Segunda Generación, es una iniciativa creada por el Instituto Jalisciense de Tecnologías

de la Información (IJALTI), en colaboración con la plataforma de metodología empresarial Garash, que promueve el desarrollo de soluciones a diversas problemáticas económicas, educativas y sociales, a través de proyectos de innovación abierta, compuestos por actores del ecosistema empresarial de Jalisco.


En la actualidad se cuenta con prototipos en los campos de Igualdad de Género, Agua Limpia y Saneamiento y Optimización de Talento TI, con el propósito de encontrar puntos de sinergia, colaboración y negociación entre academia, industria y gobierno. Dentro de este último campo se presenta una solución integral a la problemática actual del talento TI.


Una de las principales consumidoras de este talento son las empresas TI que están desarrollando un producto específico o empresas que manejan la colocación de talento a empresas externas. Sin embargo, el problema está en que los graduados no están llegando a estos empleos de alto valor y, tomando en cuenta el trabajo remoto, la competencia por el talento no solo es nacional, sino internacional lo que crea un efecto donde el talento es más demandado.


Como respuesta a esta problemática, se construyó una solución que consiste de 2 partes: La creación de la Barra de la Industria de Tecnologías de la información (Biit); conformada por especialistas encargados de detectar las necesidades de alta demanda de perfiles, las tendencias, los stakeholders, y así estandarizar lo que se necesita para tener un crecimiento en todos los aspectos.


Esto requiere de un vínculo, una plataforma que implemente esto, lo que nos lleva a la segunda parte de esta solución: Thincrs, que sirve como capacitación y reclutamiento de este talento tecnológico dentro de las empresas.


Hasta el momento ha evaluado y capacitado a 20 mil talentos en México y es una plataforma reconocida como una de las 100 empresas del TEC más sobresalientes de Latinoamérica. «Credencializamos al talento y lo conectamos con las empresas de una manera que estas tienen un ahorro en tiempo y dinero, en reclutamiento y en retención de los talentos nuevos.»


Una propuesta de la iniciativa es que esta solución puede conectarse con la academia para complementar la formación de las competencias de los estudiantes, pero también tiene el poder para ayudarles a conseguir la experiencia que necesitan y conectar con los interships o las prácticas profesionales de una manera tecnificada y trazable en cuanto a información para el talento y para la empresa.


Debido al confinamiento y las implicaciones que esto tuvo en el trabajo remoto, thincrs tuvo una mayor demanda pues hubo una mejor aceptación a la adaptación con esta tecnología que cada vez es más cambiante y más veloz. A raíz del cambio de cultura en el trabajo, fue más evidente que la digitalización y la automatización de procesos está aquí y está empujando a la gente a prepararse, cerrar la brecha y avanzar a la par de lo que demanda la industria.


Algunas de las habilidades nuevas o replanteadas que están tomando relevancia ahora y que deberían ser una prioridad a desarrollar para quienes buscan un trabajo a mediano o largo plazo así como para los reclutadores se dividen en 3 tipos de competencias:


DIGITALES

No solo los trabajadores, cualquier ciudadano debe contar con esta competencia para no quedarse fuera del sistema, esta economía digital y esta manera de comunicarse e interactuar con la gente a través de medios digitales es una realidad y cada vez se convierte más en una necesidad básica.


COMPETENCIAS BLANDAS

Todo lo referente a estos cambios culturales, al trabajo y la manera de relacionarse con sus compañeros; aprender a comunicarse, utilizar nuevas plataformas, otros idiomas, saber relacionarse con otro tipo de personas, saber hacer equipos e implementar otro tipo de liderazgo. Estas habilidades se consideraban un complemento, pero tomando en cuenta las ocasiones en las que vas a hablar con alguien muy diferente a ti, pero que forma parte de tu equipo, se vuelven un reto; por lo que la formación en la vida es muy importante. «El aprendizaje durante la vida para la empleabilidad durante la vida.»


COMPETENCIAS TÉCNICAS O DURAS

Todo el uso de data. Saber recolectar, usar, procesar y expresar data es un factor clave para muchos de los perfiles. Cada vez vemos más competencias duras que se adaptan a todos estos procesos.



La ciberseguridad es un tema de gran relevancia en la actualidad, con el crecimiento exponencial de las compras en línea y la posibilidad de hackeos o mal uso de datos; al incrementar el volumen de datos en la nube y datos sensibles que se requieren para poder tener acceso a este ecosistema incrementan también los riesgos.

Desde algo tan sencillo como una suscripción de streaming, nuestra data está arriba y se convierte en un tema que hay que cuidar. Estamos inmersos en un nuevo ecosistema y tenemos que aprender a adaptarnos, existen muchos retos por la velocidad en la que cambian las cosas, y hay que hacernos de herramientas que nos pongan a la par de esa velocidad.