Estiman que incremento en inflación será temporal

Autoridades de la Secretaría de Hacienda indicaron que los aumentos consecutivos en la inflación por encima del rango fijado por Banxico, hablarían de una serie de elementos concomitantes y no de fallas internas.


Luego de que la inflación registrara en junio el cuarto mes consecutivo fuera del rango que había fijado el Banco de México (Baxico) —que era del 3 por ciento, más o menos un punto porcentual— autoridades federales dijeron que será cuestión de tiempo para que se estabilice.

El rango objetivo, sin embargo, se ha venido superando desde marzo, mes en que se tuvo una inflación de 4.67 por ciento; en abril fue de 6.08 por ciento, en mayo de 5.89 por ciento y en junio de 5.88 por ciento. Enero y febrero se mantuvieron debajo del 4 por ciento con 3.54 y 3.76 por ciento, respectivamente, de acuerdo con datos de www.banxico.org.mx.

Esto, según autoridades de la Secretaría de Hacienda (SHCP), se debe a una serie de factores temporales concomitantes y no a problemas estructurales internos.

Arturo Herrera, titular de la secretaría, dijo que “la mayor parte de la información que tenemos apunta a factores temporales; tenemos algunos fenómenos climáticos relacionados con La Niña, entonces tuvimos una disminución en la producción de maíz, el cual es un alimento muy importante en México y luego tenemos incrementos en algunos productos”.

Comentó también que algunos incrementos tuvieron su origen en la pandemia por COVID-19, como en el caso de electrodomésticos, equipo de computación y materiales de limpieza.

De acuerdo con Banxico, la inflación en mercancías fue de 5.76 por ciento en mayo y 5.81 en junio, mientras que el incremento en servicios fue de 2.84 por ciento y 3.22 por ciento en los mismos meses, de manera respectiva.

Cifras que coinciden con lo reportado por el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) que registró en junio un nivel de 5.88 por ciento a tasa anual. Un incremento que se vio influido por el aumento en los precios del transporte aéreo, el gas doméstico LP, la gasolina de alto octanaje y el pollo.

El secretario Herrera consideró que, a medida que avance la vacunación, se tendrá una mayor movilidad de la población no solo para regresar al trabajo y a las escuelas, sino también para viajar, con lo que los precios de bienes y servicios comenzarían a disminuir.

Los costos de rubros que vieron limitada su comercialización, como el turístico —que incluye hoteles, boletos de avión y restaurantes— se han mantenido estables justamente porque fueron actividades que se frenaron, sin embargo, conforme se avance en la demanda a medida que las restricciones sigan disminuyendo, ayudarían a una estabilización general, dijo el funcionario.