Fomentan inversión verde

La Climate Bonds Initiative destacó que el interés en bonos verdes se incrementó en la región latinoamericana y caribeña entre 2019 y 2021, periodo en el que se duplicaron los montos; en el caso de México destaca la propuesta de la CFE, que contó con el aval de Sustainalytics y siete instituciones bancarias.





De acuerdo con datos de la Climate Bonds Initiative —organización internacional sin fines de lucro enfocada en inversionistas y bonos para soluciones al cambio climático— la emisión de bonos verdes se incrementó en Latinoamérica y el Caribe durante 2021.


En el último informe “América Latina y el Caribe: Estado del Mercado 2021”, publicado con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo y la International Finance Corporation, la emisión de estos bonos creció regionalmente de 13 mil 600 millones de dólares en septiembre de 2019 a 30 mil 200 millones de dólares al cierre de junio de 2021.


Según PV Magazine —enfocada en mercados y tecnología de energía solar— el liderato del ranking está en América del Sur. Chile emitió 3 mil 800 millones de dólares en bonos verdes, seguido por Brasil, país donde sumaron 2 mil 500 millones de dólares.


Las instituciones involucradas indicaron que el reporte permite señalar que la energía volvió a ser el sector más financiado en la región de América Latina y el Caribe, pues representa el 44 por ciento, es decir, 13.2 mil millones de dólares, del monto acumulado emitido. Pese a lo anterior, aclararon, la participación de la energía sigue siendo la misma que antes, con un 44 por ciento.


Resaltaron también que 2020 fue el año más exitoso para la inversión energética en bonos verdes con más de 3 mil millones de dólares. Destacaron los casos de empresas como CMI Energia, ubicada en Bermudas, con 700 millones de dólares; Inversiones Latin America Power con 404 millones de dólares; y Arroyo Energy Investors, de Chile, con 399 millones de dólares.


En el caso de México, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) colocó en febrero su primer bono sustentable por mil 750 millones de dólares.


De acuerdo con el comunicado de prensa emitido por la CFE, el bono se estructuró bajo un formato de uso de los recursos para proyectos de energías renovables, eficiencia energética e inclusión social, en cinco diferentes categorías, conforme al marco de actuación o “Esquema de Financiamiento Sustentable”, el cual contó con la opinión favorable de la empresa internacional especializada en materia Ambiental, Social y de Gobernanza (ASG) Sustainalytics y la aprobación de los siete bancos que actuaron como agentes colocadores de la transacción.