Promueven UCITS ETF en Latinoamérica

Como una manera de diversificación internacional, protección a las caídas de las inversiones y para apostar a la sostenibilidad, diversas compañías de gestión de activos están optando por combinaciones que permitan una mayor libertad y certeza a sus inversionistas.

BlackRock, empresa de gestión de inversiones con base en Nueva York, Estados Unidos, hace una fuerte campaña para motivar a las inversionistas latinoamericanos en el uso de los ETF, es decir, un fondo de índice cotizado, una forma de inversión que ahora combinan con la normativa europea UCITS (Organismos de inversión colectiva en valores mobiliarios), con lo que buscan ampliar los horizontes de quienes opten por esta dupla.


Un EFT, según BlackRock, es una especie de producto híbrido entre un fondo de inversión y una acción. “Formalmente es un fondo de inversión y comprar participaciones de un ETF supone comprar una cesta de valores, igual que sucede con un fondo de inversión tradicional, pero cotiza en Bolsa igual que una acción”.


Mientras que los fondos UCITS generalmente invierten en activos cotizados en bolsas públicas y reguladas. Así, la Unión Europea abrió el mercado para ofrecer a los inversores un mayor abanico de opciones en cuanto a fondos de inversión y con una protección adicional.


Así, la combinación que ofrece BlackRock se convierte en una forma de optar por la diversificación global puesto que permite exposición internacional, una potencial menor volatilidad y acceso a un crecimiento mayor dado que esa forma de inversión brinda acceso a mercados de todo el mundo.


Además de lo anterior, en su sitio web destacan que optar por los EFT es una inversión con cobertura cambiaria, lo que se traduce en manejo de riesgo. “Permite a los inversionistas protegerse de manera inteligente contra las posibles dificultades del mercado, así como minimizar la volatilidad”.


El inversionista también tiene el control de sus activos en cuanto al tipo de empresas por las que desea optar, con lo que puede favorecer a compañías que tengan a la sostenibilidad como uno de sus pilares, lo que las convierte en las mejor posicionadas tanto en el momento presente como a futuro.


A lo anterior se suma la opción de los ETF de renta fija que permiten lograr un ingreso constante y dan la posibilidad de liquidez mediante formas de inversión que permiten tener el efectivo a libre disposición.


BlackRock, es una empresa de gestión de inversiones estadounidense que es considerada como la más grande del mundo en su ramo con activos valorados en más de 5.1 billones de dólares.


Uno de sus objetivos, según la compañía, es anticiparse a las necesidades de los inversionistas “frente a las cambiantes realidades del mercado. Fuimos los primeros en ofrecer ETFs que simplificaran la inversión en bonos, y nuestra amplia gama de ETFs sostenibles ofrece opciones que les permiten a los inversionistas hacer de la sostenibilidad un elemento central de sus portafolios”.