Señalan poco apoyo a emprendedoras

Son las mujeres las que menos atención reciben de los fondos de inversión de riesgo a nivel Latinoamérica, lo que, de acuerdo con la IFC, se traduce en una reducción no solo en el acceso a recursos sino en la economía de la región





Aunque ya se vio la importancia de los emprendimientos liderados por mujeres durante lo más duro del confinamiento en 2020 a causa de la pandemia por COVID-19, según datos de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), es muy poco el recurso destinado a los nuevos negocios y startups lideradas por equipos femeninos.

Las cifras indican que, en Latinoamérica, solo 5 por ciento del total de los fondos de capital de riesgo se destina a empresas fundadas por mujeres. El IFC añade que esta situación tiene efectos importantes no solo en términos de rentabilidad de las nuevas compañías y su supervivencia, sino también en la economía de los países, en su desarrollo social y en la creación de valor y riqueza para todos.


Además de la inversión, los fondos de capital de riesgo, o venture capital, brindan asesoría continua, dan acceso a amplias redes de contactos para hacer crecer a la compañía y, a menudo, tienen un papel importante en el reclutamiento de talento clave para la empresa. Sin embargo, al no invertir de igual manera en los iniciados por mujeres, estos emprendimientos inician con desventaja.


Estadísticas de la Asociación Latinoamericana de Capital de Riesgo (LAVCA, por sus siglas en inglés) señalan que solo 7 por ciento de los fondos de capital de riesgo en la región tienen a mujeres en posiciones con poder de decisión en los equipos de inversión. Así, el haber una representación femenina desigual provoca desequilibrios que no solo limitan el acceso equitativo al capital por parte de las emprendedoras, sino que reduce los retornos de los fondos mismos al excluir de su portafolio oportunidades de inversión que también son rentables.


La representación femenina y la diversidad son importantes si se considera que la población mexicana está conformada en 51 por ciento de mujeres. Además, según Techcrunch —medio de noticias sobre tecnología enfocada a startups— son ellas las que están a cargo del 64 por ciento de las decisiones de compra de productos y servicios en las compañías de la región.


Con lo anterior en mente toma una mayor importancia la conformación de equipos más diversos para lograr un equilibrio no solo en la cantidad de integrantes masculinos y femeninos, sino las posiciones de estos últimos en puestos de relevancia. Estudios sobre startups indican que el género femenino invierte en mujeres emprendedoras a una tasa casi tres veces mayor que los hombres.