top of page

Transformación, liderazgo e inspiración

Por Leticia Elizabeth Quezada, Directora del Centro de Investigación y Desarrollo

Por Priscila Nuñez López, Coordinadora del Centro de Investigación y Desarrollo


Sin duda un buen consejo para las familias que buscan la trascendencia empresarial y salvaguardar su legado, es el nunca bajar la guardia ya sea en los buenos momentos como en los malos. ¿Qué lecciones se han aprendido y que aspectos hay que considerar para que la empresa sobreviva al paso del tiempo?



El mundo empresarial se encuentra en constante evolución y adaptación a los cambios del entorno económico y social. Las empresas, al igual que los seres vivos, atraviesan ciclos de vida que incluyen su crecimiento, consolidación y eventual gradación. Uno de los momentos críticos en este proceso, independientemente de su magnitud o sector de operación, es la transición de control, propiedad y liderazgo de una generación a la siguiente, lo que comúnmente se conoce como sucesión empresarial.


De acuerdo con el estudio más reciente de Gobierno Corporativo del IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo, en México 8 de cada 10 empresas son de índole familiar, es decir, que son controladas y dirigidas por una familia o grupo familiar. Las empresas familiares constituyen el mayor número de negocios en nuestro país, pero pocas logran dar el salto a las próximas generaciones, debido en gran medida a uno de los factores más sensibles e importantes que apuntalan a la empresa hacia el futuro: la sucesión.


La sucesión de empresas familiares constituye un tema relevante en el ámbito económico nacional y global. En términos generales, la sucesión de empresas a menudo enfrenta desafíos que pueden resultar en una tasa de éxito relativamente baja. Estos desafíos, intrínsecos a su naturaleza particular, engloban la carencia de un plan de sucesión debidamente estructurado, complicaciones en la comunicación interna, la emergencia de conflictos familiares y la falta de mecanismos de mediación, así como una creciente resistencia al cambio.


La transición y desprendimiento del liderazgo del fundador hacia otros, ya sean miembros de la propia familia, ejecutivos internos o nuevos propietarios externos, es un proceso doloroso. Dicho fenómeno reviste una importancia crítica para las empresas familiares, dado que el éxito o el fracaso en esta transición puede ejercer una influencia de amplias dimensiones en la continuidad operativa, cultura, estrategia y el potencial expansivo del negocio.


Dicha búsqueda por salvaguardar la persistencia, crecimiento y prosperidad del negocio a lo largo del tiempo posee pertinencia, tanto para las empresas de naturaleza familiar como para aquellas que no ostentan ese carácter, pero que requieren relevar su liderazgo y asegurar la continuidad de sus operaciones, ya que invariablemente configura un momento de trascendental importancia y de retos significativos para cualquier entidad, en virtud que conlleva un compendio de determinaciones estratégicas y operativas que ejercerán influencia sobre el porvenir de la organización.


La economía mexicana, al igual que muchas otras, enfrenta a desafíos singulares en el ámbito de la sucesión de empresas familiares, lo cual justifica una exploración profunda y sistemática de las estadísticas asociadas. El análisis de estas estadísticas no solo permitirá comprender mejor la dinámica actual en torno a la sucesión, sino que también proporcionará una base sólida para identificar tendencias, desafíos y posibles soluciones que

puedan contribuir a mejorar la tasa de éxito en este proceso crucial para la continuidad empresarial del país.


Los motivos que incitan a la sucesión empresarial pueden ocurrir por diversas razones, desde la jubilación del fundador original y de los líderes actuales, hasta la necesidad de adaptarse a nuevos desafíos del mercado o la búsqueda de una dirección estratégica diferente. Sin importar la razón, la planificación y ejecución de una sucesión exitosa resultan imperativos para prevenir interrupciones en la operatividad del negocio y, al mismo tiempo, preservar el legado y los valores fundamentales que sustentan a la entidad empresarial.


LA IMPORTANCIA DE LOS ACUERDOS EN TEMAS DE SUCESIÓN

Los acuerdos en temas de sucesión pueden considerarse como instrumentos legales y contractuales que establecen reglas y acuerdos específicos entre los accionistas de una empresa.


Estos acuerdos son especialmente relevantes en el contexto de la sucesión de empresas, ya que pueden ayudar a abordar problemas y desafíos potenciales relacionados con la transferencia de propiedad y liderazgo.


Algunas de los acuerdos y mecanismos en temas de sucesión son:

  • Gobernanza y dirección: Los acuerdos entre accionistas pueden definir la estructura de gobernanza y establecer las reglas para la toma de decisiones estratégicas y operativas.

  • Derechos y responsabilidades de los sucesores: Se especifican los roles y responsabilidades de los sucesores en la empresa.

  • Protocolo familiar: Mecanismos que regulen la interacción de la familia con la empresa mediante acuerdos.

  • Mecanismos de compraventa: permiten la posibilidad de que un accionista salga de la empresa y que los demás accionistas tengan la opción de comprar sus acciones.

  • Restricciones de venta: Los acuerdos entre accionistas pueden incluir restricciones sobre la venta de acciones a terceros, especialmente para mantener el control de la empresa en manos de la familia.

  • Derechos de veto y mayorías cualificadas: Los acuerdos pueden establecer ciertos derechos de veto o requerir mayorías cualificadas para decisiones estratégicas o cambios importantes.

  • Disposiciones en caso de conflictos: Los acuerdos pueden incluir mecanismos para resolver disputas o conflictos entre los accionistas de manera amigable, como medición o arbitraje, evitando así costosos litigios.

  • Planes de sucesión: Los acuerdos incorporan planes de sucesión detallados que establezcan cómo se llevará a cabo la transferencia de propiedad y liderazgo.


Esto incluye el proceso de identificación y desarrollo de sucesores y la manera en que se llevará a cabo la transición.


EL PROTOCOLO FAMILIAR PARA LA SUCESIÓN

El protocolo familiar es una pieza fundamental de las empresas familiares, desempeñando un papel esencial al establecer directrices, principios y valores que guíen la gestión y sucesión. Este documento persigue la meta de prevenir y mitigar conflictos, facilitar la comunicación, orientar la sucesión y preservar la armonía entre los miembros de la familia involucrados en el negocio.


Por otro lado, el protocolo familiar se convierte en una herramienta crucial para garantizar una transición generacional exitosa y armoniosa, que transcurra en equilibrio. A través de su establecimiento, se logra salvaguardar tanto la integridad de la unidad familiar como el patrimonio empresarial, dos elementos de invaluable importancia para la continuidad del negocio.


El contenido de un protocolo familiar suele abarcar una amplia gama de componentes, cuyos elementos varían de acuerdo con las necesidades y circunstancias peculiares de cada empresa.


Algunos aspectos importantes que se abordan en el protocolo familiar son:

  1. Valores y visión: Establece los valores, la visión y principios de la familia y la empresa.

  2. Gobernanza familiar: describe la estructura de gobierno y toma de decisiones dentro de la familia, definiendo roles, responsabilidades y funciones de los miembros en relación con la empresa.

  3. Planificación de la sucesión: identifica a los sucesores potenciales y establece un proceso claro para su desarrollo y preparación para asumir posiciones de liderazgo.

  4. Normas de entrada y salida: Establece criterios para la entrada de nuevos miembros a la empresa y también regula las condiciones para aquellos que deseen salir o retirarse de la compañía.

  5. Carrera y desarrollo profesional: Describe las oportunidades de desarrollo y progreso profesional que se ofrecen a los miembros de la familia dentro de la empresa, basándose en el mérito y las habilidades.

  6. Acciones y propiedad: El protocolo familiar aborda cuestiones relacionadas con la propiedad y la distribución de acciones de la empresa entre los miembros de la familia y cómo se manejarán las transferencias de acciones durante la sucesión.

  7. Resolución de conflictos: Incluye mecanismos para resolver disputas dentro de la familia, garantizando que las diferencias se aborden de manera constructiva y no afecten la continuidad del negocio.

  8. Compromiso con la empresa: El protocolo familiar puede establecer expectativas sobre el compromiso de la familia con la empresa, asegurándose de que todos estén alineados con los objetivos y valores del negocio.

  9. Comunicación y trasparencia: Fomenta la comunicación abierta y transparente dentro de la familia y la empresa, para mantener a todos los miembros informados y comprometidos con el proceso de sucesión.

  10. Programa de sucesores en desarrollo: que fomente la incorporación de las futuras generaciones.

  11. Prevención en crisis: Mecanismos para contención de crisis ante eventos inesperados y contingencias.

  12. Actualización y revisión: El protocolo familiar no es estático y debe ser revisado y actualizado periódicamente para adaptarse a cambios en la familia o en la empresa.


PSICOLOGÍA DE LA EMPRESA FAMILIAR

La psicología de la empresa familiar es una disciplina que se enfoca en estudiar y comprender las dinámicas, relaciones y desafíos psicológicos que surgen dentro, dado que las empresas familiares combinan relaciones personales y profesionales, la psicología desempeña un papel crucial para analizar cómo estos factores interactúan y afectan el éxito y la sostenibilidad del negocio, es fundamental entender cómo estos elementos interactúan y afectan el funcionamiento y la toma de decisiones en el entorno empresarial.


SUCESIÓN DE ROLES

La sucesión de roles es un proceso que transfiere la responsabilidad y autoridad de un individuo a otro en una organización, esto puede aplicarse en diferentes contextos, como en la sucesión empresarial. En el ámbito de la sucesión empresarial, la sucesión de roles se refiere a la preparación y transparencia gradual de responsabilidades y tareas clave de un líder actual a un sucesor. Este proceso se realiza para asegurar una transición suave y efectiva en la dirección y gestión de una empresa. La sucesión de roles no se trata solo de transferir tareas, sino también conocimientos, valores, cultura y visión.


Alguno de los resultados relevantes con base a la encuesta realizada de Gobierno Corporativo podemos observar que:


Uno de los factores para que las empresas trasciendan y alcancen el éxito, es la presencia y participación de las mujeres. Sin embargo, en la actualidad no todas las empresas cuentan con una mentalidad abierta y proactiva para promover la inclusión de mujeres en puestos de liderazgo. A pesar de los avances de igualdad de género en la sociedad, todavía persisten obstáculos y prejuicios que dificultan el acceso de mujeres a roles de toma de decisiones en el ámbito empresarial.



TENDENCIAS EN LAS EMPRESAS FAMILIARES

Las tendencias en las empresas familiares son reflejo de la evolución constante del entorno empresarial y las dinámicas socioculturales en las que operan. Estas tendencias influyen en la forma en que las empresas familiares toman decisiones, gestionan su crecimiento y se adaptan a los cambios. Al estar conscientes de estas tendencias pueden anticipar desafíos y aprovechar oportunidades de manera más efectiva.


Algunas de las tendencias que han sido relevantes en el ámbito de las empresas familiares son:

  • Cambio en el Entorno Empresarial: El panorama está en constante cambio debido a factores económicos, políticos, tecnológicos y sociales. Las empresas familiares deben estar atentas a estas dinámicas para adaptarse y responder de manera efectiva. Por ejemplo, una tendencia económica global, como una recesión, podría llevar a un enfoque más cauteloso en la expansión y a una mayor atención en la eficiencia operativa.

  • Innovación tecnológica: La evolución tiene un impacto significativo en como las empresas funcionan y se conectan con sus clientes. Las empresas familiares que adoptan nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, automatización y plataformas digitales, pueden mejorar su competitividad y eficiencia, mientras que las que no lo hacen podrían rezagarse.

  • Globalización: La expansión de los mercados globales crea oportunidades y desafíos. La internacionalización puede ser una tendencia en sí misma, ya que las empresas buscan nuevos mercados y socios comerciales en diferentes regiones. Esto puede requerir adaptación a diferentes culturas y regulaciones, así como la gestión de operaciones a distancia.

  • Sostenibilidad y Responsabilidad Social: A medida que la conciencia ambiental y social aumenta, las empresas están prestando más atención a la sostenibilidad y responsabilidad social corporativa. La adopción de prácticas sostenibles y éticas puede ser una tendencia importante en la toma de decisiones y en la construcción de la imagen de la empresa.

  • Cambio en las Preferencias del Consumidor: Las tendencias en las preferencias del consumidor, como la demanda de productos personalizados, sostenibles y éticos, afectan directamente a las empresas familiares. Aquellas que pueden anticipar y adaptarse a estas preferencias estarán mejor posicionadas en el mercado.

  • Ambiente de incertidumbre: Aunque algunos expertos vislumbran la posibilidad de que la pandemia evolucione hacia una condición endémica, siempre persiste incertidumbre que caracterizará el entorno. Factores como tensiones geopolíticas y riesgos asociados al populismo político pueden dificultar la toma de decisiones. Cuestiones inflacionarias y desafíos emergentes, como inteligencia artificial y criptomonedas, añaden un nivel adicional de complejidad. La prudencia y observación son esenciales para transitar estos caminos inciertos.

  • Transformación hacia la competitividad: La evolución de las tendencias empresariales está influyendo en los márgenes de ganancias, lo que requiere un enfoque en la innovación tanto en productos como en procesos. La digitalización y la sostenibilidad destacan como aspectos críticos en este proceso. Las empresas familiares que no aborden estos desafíos podrían enfrentar dificultades en su continuación.

  • Operaciones corporativas: La búsqueda de competitividad está impulsando la consolidación en diversos sectores. Las empresas que han prosperado en la crisis tienen la capacidad de emprender procesos de crecimiento no orgánico. Al mismo tiempo, las empresas familiares pueden ver la necesidad de integrarse en grupos empresariales más grandes para garantizar su supervivencia. La planificación y recursos expertos son fundamentales para el éxito de estas operaciones.

  • Aceleración de sucesiones: El relevo en la dirección de Inditex es el ejemplo más visible de un cambio generacional en empresas familiares. La sofisticación del entorno empresarial y la necesidad de agilidad pueden llevar a líderes a ceder posiciones ejecutivas en busca de un futuro más prometedor.

  • Enfoque en la dimensión familiar: La importancia de la relación entre la familia y el negocio está en ascenso. Protocolos familiares detallados, educación de las generaciones siguientes, participación en consejos y la integración de los jóvenes en la toma de decisiones son aspectos que están ganando relevancia.

  • Mejora de la gobernanza corporativa: Las empresas familiares están reconociendo la necesidad de contar con espacios dedicados a cuestiones estratégicas. La inclusión de temas ESG, la búsqueda de diversidad en los consejos y una gobernanza más eficiente están en aumento. La buena gobernanza es un recurso valioso para superar los retos complejos que enfrentamos en estos tiempos.


Las tendencias en las empresas familiares son influencias externas y cambios en el entorno que impactan en la manera en que operan, se adaptan y prosperan. Estas tendencias pueden surgir de diversos factores, como el entorno económico, tecnológico, cultural y en las expectativas del consumidor. Estar al tanto de estas tendencias y ser capaz de anticipar y adaptarse a ellas es esencial para el éxito continuo de las empresas familiares.


bottom of page