Distopía fantástica vs Realidad Aburrida

POR IGNACIO TORRES


Cuando se piensa en inteligencia artificial (IA) lo primero que viene a la mente, dirigida en gran medida por las películas, son robots asesinos que toman repentinamente el control del planeta para dominarlo por completo, sin embargo, lo cierto es que la IA está presente en procesos tan cotidianos como revisar el saldo en un ATM y en elementos tan cercanos como un celular, ¿hay manera de librarse de su presencia?



Si alguien puede decir que tiene el pulso de lo que puede venir, esa persona es Amy Webb. Autodefinida como futuróloga, esta neoyorquina es la fundadora del Future Today Institute, empresa líder en previsión y estrategia que asesora a diversas organizaciones a prepararse frente a las problemáticas complejas respecto al mediano y largo plazo. Webb, además, tiene lazos con Hollywood, pues ha servido como consultora para las producciones fílmicas que presentan versiones sobre cómo sería el planeta dentro de unos años.


Lo anterior no se hace por mera corazonada, Webb fue pionera en el desarrollo de una metodología de previsión basada en datos y tecnología que ahora se utiliza en cientos de entidades, por lo que puede prever, con bastante certeza, escenarios posibles. Y justamente eso es lo que propone en su libro Nueve gigantes, publicado en México por la editorial Paidós Empresa.

El planteamiento es simple:


El destino de la humanidad está actualmente en manos de nueve grandes empresas de Estados Unidos y China. Por un lado, Amazon, Google, Apple, IBM, Microsoft y Facebook, que tienen grandes ideas sobre cómo resolver los mayores desafíos de la humanidad, pero que obedecen órdenes de sus accionistas. Por el otro, las empresas Baidu,


Alibaba y Tencent cuyas acciones van ligadas al partido comunista chino. Y, en medio, la población del planeta.

En la introducción de Nueve gigantes la autora dice: «La inteligencia artificial (IA) ya está aquí con nosotros, pero no como habíamos imaginado. Es la columna vertebral de nuestros sistemas financieros, del sistema eléctrico y de la cadena de suministros del comercio minorista (…) la IA no es tan solo una tendencia tecnológica (…) es más bien, la tercera era de la computación».


Actualmente, señala Webb, no hay manera de zafarse del control que ejercen esos nueve gigantes mediante la IA, no podría hacerse ni quemando el teléfono celular. Por lo tanto, lo que la autora propone en su libro son tres escenarios: el optimista, el pragmático y el catastrófico, el último se puede evitar si tanto dirigentes de esas empresas, como sus usuarios toman acciones particulares para hacer que ese control se equilibre lo más posible entre los intereses económicos y políticos, y el bien común.


EL LIBRO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN 2019, AHORA EN 2021, ¿CUÁL DE LOS TRES ESCENARIOS LLEVA LA DELANTERA?

Cuando escribí el libro sentía que el escenario intermedio, que es el pragmático, era la dirección en la que nos dirigíamos. Pero durante los últimos 18 meses creo que nos dirigimos más hacia el escenario catastrófico. Creo que el virus SARS-COV-2 causó más división entre países y políticos, y desafortunadamente eso ha tenido efectos también en la Inteligencia Artificial (IA).



LA IA ESTÁ EN TODO, ¿SOMOS CONSCIENTES DE ELLO?

Creo que no. Estamos hablando por videollamada y la IA está comprimiendo el video, el sonido, transmite en las redes… La inteligencia artificial tiene mucho que ver con la manera en que funcionan las computadoras en este momento. Mucha gente cree que los robots, especialmente los robots asesinos, son la IA, pero en realidad la mayoría de la IA que usamos es muy aburrida, está en nuestros celulares. Creo que la mayoría de la gente no entiende cuántas de nuestras decisiones cotidianas se realizan con base en la tecnología. Creemos que como humanos tenemos el control de todo lo que pasa, pero la realidad es que no. Mucho de nuestras vidas, muchas decisiones son en realidad tomadas por una máquina o una serie de máquinas.



DURANTE MUCHO TIEMPO SE HA DICHO QUE LA TECNOLOGÍA NOS ACERCA, ¿LO CREE ASÍ AHORA?

Me parece que la tecnología nos ha acercado pero también nos ha dividido. Especialmente durante los últimos dos años, desafortunadamente, en Estados Unidos la tecnología ha hecho que la gente crea en teorías conspirativas y ha ocasionado odio hacia judíos, asiáticos y, por supuesto, hacia los hispanos, creo que es un problema muy grande. La buena noticia es que la tecnología también nos acerca, y creo que entre más oportunidades tenemos de conocer

a personas diferentes a nosotros, podemos acceder a más y mejores datos. Al final es una espada de doble filo.



ANTE ESTA PREVALENCIA DE LA IA, ¿CREE QUE ES HUMANO DESCONFIAR DE TODO LO NUEVO CUANDO SE TRATA DE TECNOLOGÍA?

Creo que depende de la persona. Hay quienes inmediatamente desconfían, como yo, y otras personas son muy confiadas. Me parece que todos nos acercamos a la vida de manera diferente, pero la confianza en sí misma es un componente clave para toda tecnología. Debemos ser capaces de confiar en la tecnología porque, al final, debemos ser capaces de confiar entre nosotros, y la tecnología es, a menudo, intermediaria entre nosotros. Así que la confianza es muy importante.


RESULTA UNA PARADOJA PRESENCIAR TAL DESARROLLO TECNOLÓGICO DE INMEDIATEZ EN LA COMUNICACIÓN Y AÚN ASÍ ESTAR LIDIANDO CON GRANDES GRUPOS QUE NO CREEN EN NADA DE LO QUE LA EVIDENCIA HABLA, ¿NO LE PARECE?

El virus surgió en 2019 y es gracias a la IA que pudimos secuenciar su genoma en cuestión de horas. Es asombroso cuán rápido pudimos conocer al virus y tener una vacuna candidata muy rápido también. Y, al mismo tiempo, información falsa se difundió a la velocidad del rayo, de gente que no entiende qué es un virus y cómo trabaja, la desinformación sobre el uso de las mascarillas… Sabemos que el virus se transmite por aerosoles, así que el sentido común diría que si te cubres la boca no esparces el virus, pero aún así había personas diciendo que esto era falso, que el virus era falso. Es una paradoja, cierto, creo que el reto ahora es que vamos a ver más virus, vamos a tener más cuestiones de salud complicadas, la tecnología se está haciendo más rápida, mejor y más fuerte, y los humanos tenemos que mantenerle el ritmo, tenemos que cambiar nuestros modelos mentales para ir al ritmo de esos de cambios. De otra manera terminaremos con más problemas.



¿CÓMO HA SIDO EL IMPACTO DE LA PANDEMIA POR COVID-19 EN EL FUTURE TODAY INSTITUTE?

De hecho mi empresa ha estado muy ocupada porque creamos escenarios para otras empresas, así que en cuanto a trabajo, hemos estado bien. Nuestras oficinas centrales están en Nueva York pero siempre hemos trabajado de manera digital y remota, así que para nosotros, honestamente, no hubo mucho cambio, solo que hemos estado más ocupados. De manera personal, mi papá está muy enfermo así que he estado preocupada por él, y yo tuve el virus muy al inicio de la pandemia, en febrero de 2020. Sabía que era el virus pero no había pruebas en Nueva York en ese momento, era un caos, estuve muy enferma y me tomó mucho recuperarme porque padezco asma desde que era niña. Para mí fue muy estresante, pero tiendo a pensar que los humanos somos resilientes, el lema de mi familia siempre ha sido: «Supéralo», trabaja duro y supéralo sin importar nada más.



HA TENIDO RELACIÓN CON HOLLYWOOD, ¿CÓMO HA VISTO ESTE APOCALIPSIS CONSTANTE?NO ES COMO LAS PELÍCULAS NOS DIJERON…

Creo que cuando vemos películas y leemos libros sobre desastres siempre es muy obvio, es un golpe duro y contundente, todos se mueren al mismo tiempo, los aliens llegan y nos matan, o los robots nos matan… y este ha sido un Apocalipsis de un modo distinto: muchísima gente ha muerto, sin embargo, y odio sonar distópica, hay una generación completa de niños que no ha ido a la escuela, ¿qué pasará con ellos el resto de sus vidas a causa de esto que se han perdido? ¿Resultarán diferentes personas? ¿Se ajustarán de manera distinta? Hay mucha gente que batalla con su salud mental y esto no ha sido bueno para ellos. Creo que posiblemente una de las peores cosas que resultarán de esto es que mucha gente ha pasado mucho tiempo sintiendo miedo y actualmente cuando tenemos miedo acudimos al teléfono para buscar información en redes sociales para confirmar lo que cada uno cree, así que si ya tenías una idea leve de que China inventó el virus, vas a empezar a buscar información que valide lo que piensas, y creo que el resultado de esto puede ser que aumente el racismo, la homofobia…



¿CREE QUE EL CAMBIO DE GOBIERNO EN LA CASA BLANCA CAMBIARÁ LA RELACIÓN ENTRE LOS NUEVE GIGANTES?

Aún no lo sé. Sé que la administración de Trump nunca supo cómo manejar la relación con China y simplemente atormentó a China, actuaron de manera ridícula. Tampoco creo que hayan entendido la tecnología. En cierto punto se habló de que la IA no tenía que ver con el sistema financiero, así que eran negacionistas del cambio climático y de la inteligencia artificial, era raro. La administración de Biden ha nombrado a científicos en varios puestos, no sé aún qué pasará con China, sin embargo, han hecho público que habrá cambios regulatorios, habrá que esperar a ver qué pasa.



¿ES UNA ENTUSIASTA DEL AMOR EN TIEMPOS DE IA?

Conocí a mi esposo en línea, eso fue hace 15 años, y creo que actualmente muchas más personas están conociéndose en línea. Creo que hasta cierto grado se está usando la IA para emparejar a la gente. Juega un papel importante, me parece, y también en la manera en cómo interpretamos el amor.