El nuevo motor económico

POR JOSÉ DE JESÚS TORRES GARCÍA


El incremento exponencial de startups, varias de ellas ya catalogadas como unicornios; el alto interés de fondos de Venture Capital en startups nacionales; los niveles de rentabilidad, formalización e institucionalización de emprendimientos a largo plazo, son solo algunos de los indicadores de la importancia que tienen quienes buscan iniciar su propia compañía, de la mano de la tecnología y la innovación.




LA IMPORTANCIA DEL EMPRENDIMIENTO EN MÉXICO


El ecosistema empresarial mexicano ya tiene bien integrada la existencia de los emprendimientos, sin embargo, aún hay varios aspectos que se podrían atender para facilitar la pervivencia de esos nuevos negocios de modo que aporten a esa red de la que son parte.


Así lo dijo José de Jesús Torres García, especialista en innovación, innovación con impacto social, emprendimiento y procuración de fondos, que participó como tallerista en ECHOES Global Forum, realizado como parte del octavo Congreso en Mejores Prácticas Corporativas.


«Hay una diversidad de empresas, instituciones académicas, financieras y gubernamentales que están contribuyendo a generar un clima propicio de negocios», añadió. Todos estos participantes, desde sus ámbitos, aportan al ecosistema respecto al que las nuevas compañías deben buscar su integración mediante alianzas, es decir, participar activamente de ese sector al que buscan o acaban de ingresar.


Lo anterior es importante, enfatizó, pues desconocer el mercado al que está dirigido el producto o servicio, es uno de los principales factores de fracaso de los emprendimientos mexicanos. «Es decir, incursionan en un mercado que no ha investigado a profundidad », apuntó Torres García.


Otro factor que inhibe las probabilidades de éxito y la correcta integración al ecosistema empresarial, es algún grado de informalidad ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), ya sea que la nueva empresa se dé de alta o no como una sociedad, si hay al menos un par de socios.


«En cuanto un grupo de emprendedores confirme, con base en una buena investigación de mercado, que hay una buena oportunidad de negocio y se decidan atacarla, se podrían constituir como una sociedad, siendo conscientes de que esto genera obligaciones fiscales», dijo Torres García.


Y añadió: «Todos los innovadores son emprendedores. Se requiere de la tolerancia al riesgo, creatividad, iniciativa, audacia y tenacidad de un emprendedor para convertir una innovación en realidad».


Atender las obligaciones, integrarse al sistema del que se busca formar parte e innovar, forman un ciclo dinámico e ininterrumpido que el especialista comparó con los latidos del corazón del sistema económico nacional.


«Al enfrentar la competencia, la creatividad del emprendedor le hace incorporar productos, servicios o procesos novedosos que rompen y desplazan los patrones imperantes», lo que lleva al avance y al éxito de todos los involucrados.