Espíritu emprendedor, a la alza

Un estudio realizado a nivel mundial por la firma Ipsos, encontró que, en muchos casos, la pandemia por COVID-19 se convirtió en motivación para iniciar nuevos negocios; además, el interés por crear compañías ahora también incluye temas de responsabilidad social desde su origen.


De acuerdo con la firma Ipsos, el espíritu de emprendimiento ha sabido sortear la crisis global a causa de la pandemia por COVID-19 y, de hecho, no solo ha aumentado, sino que ha ampliado sus horizontes al involucrar a diversos grupos de edad, además de buscarse la creación de empresas y de grupos o instituciones que atiendan problemáticas sociales.


“Aquellos interesados en apoyar y facilitar el espíritu empresarial, deberán ampliar su alcance para incluir un interés creciente en el espíritu empresarial social”, señaló Mike Colledge, presidente de Ipsos Public Affairs Canadá. De los encuestados por Ipsos, el 43 por ciento dijo haber formado o haberse integrado a un emprendimiento social durante 2020.


Estos resultados se dieron a partir de una encuesta realizada en 28 países a 20 mil 504 adultos de 18 a 74 años en Estados Unidos, Canadá, Malasia, Sudáfrica y Turquía, y a población de entre 16 y 74 en otros 23 países. De estos últimos destacó Colombia.


“La encuesta”, indicó Ipsos, “muestra que el espíritu emprendedor varía mucho según el país. Colombia encabeza la lista, seguida de Sudáfrica y Perú. Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Países Bajos, Corea del Sur y Japón ocupan los lugares más bajos”.


Las variaciones detectadas también involucraron a los rangos de edad: “El espíritu emprendedor es más alto entre los grupos esperados (Millennials y Gen X) así como aquellos con niveles de educación e ingresos más altos. Pero lo que es más importante, el espíritu emprendedor ha aumentado (desde noviembre de 2018) entre las mujeres, la Generación Z, la Generación del Milenio y la Generación X, y entre aquellos con menores ingresos por educación”.


Otro dato importante encontrado por Ipsos es que tres de cada 10 empresarios indicaron que iniciaron su negocio durante el último año debido a que la crisis sanitaria global se convirtió en una motivación para buscar nuevas maneras de hacerse de recursos.


Los encuestados también coincidieron en que, de manera general, las instituciones gubernamentales están haciendo poco para apoyar a los emprendedores. Únicamente el 29 por ciento de las respuestas fueron positivas al respecto. “Se considera que el gobierno está haciendo un mejor trabajo en India, Polonia, Malasia y México, y el más bajo en Bélgica, Italia, Perú, Hungría y Japón”.


“Una proporción similar, 32 por ciento, otorga a las empresas en general y a los bancos e instituciones financieras de su país específicamente, puntuaciones positivas por ayudar a los emprendedores”.