Apuestan a cerrar la brecha

Federica Gregorini y Loreanne García, de Kavak, han hablado sobre la importancia de hacer hincapié en la inclusión de las voces y visiones femeninas en el mundo empresarial que, lamentablemente, aún presenta muchas trabas para las mujeres emprendedoras.





Dos ejecutivas de Kavak, compañía de compra-venta automotriz que se convirtió en el primer unicornio mexicano, indicaron que el involucramiento de las mujeres en el emprendimiento es complicado a todo nivel, por lo que es necesario que las futuras empresarias tengan metas bien trazadas y una visión profunda de lo que quieren lograr, además de buscar toda la ayuda posible.


Federica Gregorini, head of operations efficiency de Kavak, dijo en el Foro Forbes Soy MPM Mujeres Más Poderosas de México: “Necesitas meterte a profundidad en cada proceso, para que la cadena final pueda funcionar, hay que traer proyectos muy ambiciosos”.


En Kavak, comentó, buscan impulsar y empoderar a las mujeres que trabajan en sus diferentes áreas además de crear un ambiente de inclusión en el que se sientan en confianza. Ser ese espacio laboral, insistió, “donde las mujeres puedan ver que sí hay un crecimiento, un crecimiento que es para todos”.


La idea de la compañía, agregó, es lograr que el género no sea un tema limitante para el desarrollo de quienes trabajan con ellos en sus tres países de operación: México, Argentina y Brasil.


En ese mismo sentido se han pronunciado Loreanne García, cofundadora de Kavak, quien luego de trabajar en McKinsey, Procter & Gamble y Coca-Cola Femsa, encontró otro ámbito en el que podría abrir camino: el levantamiento de capital, un área en la que históricamente las mujeres no han participado en igual proporción que los hombres. “Sí me ha tocado muchas veces ser la única mujer sentada en la sala de juntas”, comentó.


De acuerdo con un informe de 2020 de Women in Venture Capital, la comunidad más grande del mundo para inversores femeninas, únicamente el 4.9 por ciento de los socios de Venture Capital son mujeres.


Además de lo anterior, en el estudio “Entendiendo el paisaje: acceso al capital para mujeres emprendedoras”, elaborado por el National Women's Business Council se indica: “En comparación con los hombres, las mujeres propietarias de empresas recaudan cantidades menores de capital para financiar sus empresas y dependen más de fuentes personales que de fuentes externas de financiación”.


Algo que corrobora el Banco Mundial, institución que señala que, aunque el 30 por ciento de los negocios formales registrados a nivel mundial pertenecen a mujeres, el 70 por ciento de las pequeñas y medianas empresas (pymes) que están en manos femeninas son excluidas por las instituciones financieras o no consiguen servicios financieros en condiciones adecuadas para satisfacer sus necesidades.


Es por ello que la inclusión de voces femeninas a alto nivel, como las de Federica y Loreanne, son importantes para conseguir cerrar la brecha entre hombres y mujeres en el mundo empresarial.