Los nuevos jefes

¿Cómo es trabajar con emprendedores y startuperos? Los participantes en un panel de la Cumbre 2021 de la Asociación de Emprendedores de México (Asem) intentaron dar respuesta a este cuestionamiento. Conceptos como marcar límites, la comunicación, el establecimiento claro de objetivos y alcances, así como la inspiración, estuvieron incluidos.




Al entrar a trabajar en una startup, es necesario no solo prepararse para un ambiente en el que predominan los gadgets y la tecnología, sino uno en el que la forma de realizar las labores cotidianas requiere rapidez y entrega. Esas fueron unas de las principales habilidades que se señalaron en el panel “La aventura de trabajar con emprendedores”, realizado en la Cumbre 2021 de la Asociación de Emprendedores de México (Asem).


De acuerdo con Blanca Juana Gómez, directora general de Expansión Publishing y moderadora del panel mencionado, el equipo tiene el reto de seguirle el ritmo al fundador, pero también el de ponerle los límites necesarios.


“A un emprendedor se le va la vida en su proyecto, no tiene horarios, tienen un sentido de los tiempos totalmente diferente, dedica toda la energía, la pasión”, resaltó Gómez. Se trata, pues, de una dinámica motivante pero que puede ser desgastante, y terminar en un burned out colectivo, si no se establecen roles, horarios y alcances específicos y saludables.


Algo de lo que motiva esa prisa y esa entrega total que mira el reloj, es el hecho de que las startups, en su mayoría, buscan expandirse en tiempo récord. Paola Fernández, Chief of People de Jüsto, el primer súper 100 por ciento en línea en México, recalcó la importancia de los ajustes diarios para lograrlo sin enloquecer o perder a los colaboradores.


Daniel García, Head of Product de Synapbox — firma que automatiza el proceso de recopilación de feedback de consumidores a través del uso de Inteligencia Artificial (IA)— indicó que otro de los retos asociados con el tiempo es que se aterrice la idea del emprendedor para trazar con claridad el camino a seguir y lograr el objetivo que se haya planteado.


“Los emprendedores”, añadió García, “tienen esta prisa de hacer cosas, de impactar, de generar emprendimientos que ayuden a cambiar vidas y personas, y es con esta prisa que también se tiene objetivos muy grandes”.


Así, además de estar en una carrera contrarreloj, está el aspecto de los alcances planteados, lo que hace que la ejecución sea aún más retadora, sin embargo, es posible lograr los objetivos con una cultura de emprendedurismo que se base en comunicación horizontal que, además, involucre a todos los colaboradores. “Se debe inspirar a todos y subirnos todos al barco. Es un trabajo no de una sola vez, sino de todo el tiempo”, dijo Lucia Mecott, directora de Tecnología y Operaciones de BlueMessaging, compañía que se encarga de facilitar la comunicación de la empresa con proveedores y clientes.