Aumenta valor de las marcas de lujo

Pese a que el panorama global es aún incierto en el rubro económico, casas como Louis Vuitton y Dior tuvieron un importante crecimiento en su valor general durante los últimos doce meses.


Aunque podría resultar sorprendente y hasta contradictorio dada la precaria situación económica global a causa de la pandemia, las marcas de lujo a nivel mundial no han padecido la crisis y, de hecho, han incrementado su valor.


De acuerdo con un estudio de la consultora Kantar sobre las marcas más valiosas de moda y lujo, el promedio en el incremento del valor del top 10 publicado fue de 25 por ciento con respecto al año pasado, por supuesto, cada una de estas casas de moda, accesorios y perfumería, tuvieron un aumento particular que, en algunos casos, sobrepasó el 40 por ciento.


Ejemplo de lo anterior fueron las marcas Louis Vuitton y Dior. La primera pasó de 51 mil millones de dólares en 2020 a 75 mil millones de dólares en lo que va de este año, es decir, el aumento en el valor de la marca fue de 46 por ciento; mientras que para Dior el cambio fue de 43 por ciento: de 5 mil millones de dólares el año pasado, pasó a 7 mil millones de dólares en 2021.


Hermés, en cambio, tuvo un incremento nada despreciable del 40 por ciento en su valor de marca: pasó de 33 mil millones de dólares en 2020 a 46 mil millones de dólares este año. Le siguieron en porcentaje Chanel, Saint-Laurent y Prada, con aumentos de 30 puntos cada una: la primera pasó de 36 mil millones de dólares a 47, la segunda de 3 mil a 5 mil millones y la tercera de 3 mil a 3 mil 900 millones de dólares.


Aparecen también en la lista Gucci, Rolex, Cartier y Burberry, fue esta última la que tuvo el menor incremento de valor: un 2 por ciento, al pasar de 3 mil 800 millones de dólares a 3 mil 900.


Otros aspectos de desarrollo que destacó Kantar fueron la digitalización y la sostenibilidad, que los consumidores demandaron con mayor fuerza a partir de las primeras acciones de confinamiento a causa de la pandemia por COVID-19.


En el reporte indicaron: “La diversificación de canales fue clave durante el año. Las marcas que apostaron por llegar a su consumidor a través de distintos canales digitales y haciendo uso de herramientas como transmisiones en vivo y modelos de suscripción, vieron un importante crecimiento”.


Además de lo anterior, los consumidores buscaron y favorecieron a las marcas que rompieron con el concepto de moda rápida para optar por alternativas éticas, inclusivas, sostenibles y de menor impacto ambiental.