top of page

Inteligencia Emocional Laboral

La vida laboral puede ser muy estresante por lo que es recomendable tomar una perspectiva de inteligencia emocional para facilitar tu día a día y marcar una diferencia.



El trabajo, sin tomar en cuenta los factores externos, puede llegar a ser muy estresante a ratos, si existe una carga laboral mayor, un nuevo proyecto o incluso algún nuevo compañero esto puede terminar siendo hasta abrumante.


Sin embargo existen simples cambios que podemos implementar en nuestro día para manejar estos sentimientos más efectivamente. Aplicar la inteligencia emocional nos puede ayudar para que estas situaciones sean más llevaderas, o hasta divertidas. Por lo que presentamos estos tips para mejorar tu rutina en tiempos de estrés:


Análisis

Al estar frente a una variedad de distintas situaciones, es lo más normal tener una variedad de emociones. Es importante aprender a identificar nuestros sentimientos para poder manejarlos de la mejor manera y tratar la situación de forma productiva.


Analizar nuestras emociones nos permite darnos el tiempo de separarnos un poco de la situación y verla desde una perspectiva más fría antes de reaccionar. Debemos recordar que la irritabilidad puede ir de la mano con el enfrentarse a constantes conflictos laborales y ser el responsable de resolverlos.


Conocernos es igual de importante, pues debemos saber reconocer los problemas que somos capaces de sobrellevar y los que no, para tomar la decisión de cómo proceder.



Relación

El tener una buena relación con tus compañeros de trabajo es vital para un ambiente laboral sano, ya que la dinámica que se tenga como grupo es lo que puede hacer la diferencia entre un día pesado y uno ligero.


Además, el sentir que tienes una buena relación con tus compañeros te evitará mucho estrés, pues sabrás que tienes en quién contar y a quién acudir en caso de necesitarlo.



Comunidad

Es recomendable, de la mano con las relaciones laborales, sentir que formas parte de la comunidad laboral en la que te encuentras pues esto disminuirá el estrés y la frustración, al tener una conexión mayor con tu trabajo, es más fácil querer que todo salga bien, por ti y tu comunidad, en lugar de verlo como una deber y una carga que tienes que hacer, lo sentirás como algo que quieres hacer para que todo siga fluyendo.



Comunicación

Para tener un buen ambiente laboral y para estar bien individualmente, es importante tener una buena comunicación; tanto al momento de intentar transmitir un mensaje, como al momento de recibir un mensaje.

Debemos aprender a comunicarnos de forma efectiva para reducir los malentendidos y los conflictos que estos podrían desencadenar.


Comentarios


bottom of page