Criptomonedas siguen a la alza

Pese a su volatilidad, expertos han señalado lo atractivas que siguen siendo las criptodivisas a nivel mundial. En esta, como en cualquier otra moneda, hay buena parte de realidad sobre su valoración pero una parte aún más importante de especulación.



Aunque mucho se trata de especulación y casi que de los caprichos de los superricos que son dueños de algunas de ellas, las criptomonedas siguen a la alza en su valor a nivel mundial y recientemente marcaron un nuevo hito.


El mercado de las bitcoins superó por primera vez los tres billones de dólares, esto, según los expertos, en un contexto en el que se da un mayor interés por parte de los financieros tradicionales y de los inversores que parecen seducidos por las subidas vertiginosas que marcan a este mercado.


Las criptomonedas en conjunto representaron recientemente un valor de 3.7 billones de dólares, de acuerdo con información de la página CoinGecko, que se encarga de monitorear el mercado de más de 10 mil criptodivisas.


Entrevistada por la agencia AFP, Ipek Ozkardeskaya, analista de mercados para SwissQuote, reafirmó que estas subidas de valor son sorpresivas y muchas veces presentan dificultades para determinar a qué se deben.


“El mercado de las criptomonedas aumenta con una velocidad asombrosa", dijo Ozkardeskaya, “en esto hay una parte de especulación y una parte de realidad”.


Y aunque se da una especulación aún mayor con las criptomonedas, se trata de divisas que tienen un control particular respecto a la inflación. Al contrario del euro o del dólar, el número de bitcoins se fijó en 21 millones, que pueden emitirse poco a poco, una regla imposible de cambiar a menos que se controle toda la red descentralizada.


Por lo anterior es que algunos inversores creen que las criptomonedas son una manera de protegerse contra la inflación. Además, desde finales de octubre, los mercados estadounidenses tienen acceso a un fondo indexado (ETF, por sus siglas en inglés) a la evolución del bitcoin, que permite a los inversores apostar por el auge de la primera criptodivisa sin salir de Wall Street.


Sin embargo, apostar por entero a las criptomonedas tiene un lado aventurero. Susannah Streeter, analista de mercados para Hargreaves Lansdown, dijo: “Es una estrategia muy arriesgada dado lo volátil que es la criptomoneda y viendo cómo su valor puede sufrir la presión de los reguladores, o incluso los comentarios en redes sociales”.


El bitcoin, la primera en existir, representa más de 40 por ciento del mercado, mientras que ethereum aporta un poco menos de 20 por ciento de este. La volatilidad de las más pequeñas es mayor, por ejemplo: el Shiba Inu, un cripto-activo creado para rivalizar con el Dogecoin, alcanzó a finales de octubre un tamaño teórico de 40 mil millones de dólares, con lo que se convirtió en la décima mayor criptomoneda. Pero pocos días después perdió 10 mil millones de dólares.