Junqueira, la multimillonaria fintech

La salida a Bolsa en Wall Street de Nubank, banco digital brasileño, volvió a llevar la atención a su fundadora quien inició la startup en 2013 en compañía de un socio colombiano y otro estadounidense. Ahora la empresa está valuada en 48 mil millones de dólares y su fortuna personal en mil 300 millones de dólares.


Sin heredar la fortuna familiar y mediante la creación de una fintech, es que inició el crecimiento económico de Cristina Junqueira, cofundadora y directora ejecutiva del banco digital brasileño Nubank. La fortuna de esta emprendedora, según medios estadounidenses, está calculada en mil 300 millones de dólares.


Es la primera vez que una mujer latinoamericana forja una fortuna de ese calibre por sus propios medios, algo que en la jerga de los negocios se conoce como self made billionaire, es decir, un multimillonario que se hizo a sí mismo.


Por supuesto, Junqueira no partió de la nada en su camino hacia el emprendimiento de un banco digital. Después de graduarse de una licenciatura en Ingeniería y una maestría en la Universidad de Sao Paulo, se fue a la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, para estudiar Administración de Negocios.


Luego de trabajar durante varios años en Itaú Unibanco, el banco de mayor importancia de Brasil, fue que conoció al colombiano David Vélez y, junto al estadounidense Edward Wible, fundaron el banco digital Nubank en 2013.


“Conocía la industria y vi la oportunidad perfecta para demostrar que estaban equivocados, para construir algo que la gente realmente quería”, ha dicho Junqueira en entrevista.


Durante el proceso de creación de Nubank y de búsqueda de inversores, quedó embarazada y estaba por dar a luz cuando firmó el acuerdo que les permitió iniciar las operaciones del banco digital que ahora dirige y que tiene un valor de mercado de 48 mil millones de dólares.


De acuerdo con el Índice de multimillonarios de Bloomberg, las mujeres que se han hecho de grandes fortunas gracias a su propio esfuerzo alcanzan apenas al 3 por ciento de las 500 personas más ricas del mundo. Pese a que ha habido cambios, la lista sigue siendo "abrumadoramente blanca y masculina", aceptó el medio estadounidense.


Y aunque la disparidad de género es un problema en todo el mundo, es más pronunciada en América Latina. “Solo el uno por ciento de las empresas que componen el índice bursátil de referencia de Brasil tienen una mujer como directora ejecutiva, en comparación con el 6 por ciento del índice S&P 500”, agregó la publicación.