Prixz, negocio gracias a la pandemia

La health tech mexicana tuvo un crecimiento del 400 por ciento en apenas un año: la combinación de una crisis sanitaria global y la tendencia hacia el ecommerce que se vio reforzada por esta situación, ayudó a que este desarrollo que buscan sea permanente y continúe en términos de desarrollo, alcances y eficiencia.


Es innegable que la pandemia por COVID-19 llegó a replantear la manera de hacer todo: desde el trabajo hasta las compras y el entretenimiento. Es a lo segundo, con el auge del ecommerce, a lo que atiende la empresa mexicana Prixz. Se trata de un sitio web y una app que permiten la adquisición de medicamentos, productos sanitarios y de belleza, a un clic de distancia, esto con pago a distancia y sin necesidad de salir de casa.


Con centros de operaciones actualmente en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, esta empresa busca convertirse en el “Uber de las medicinas”, por lo que ya ofrece sus servicios en toda la república.


En una conferencia de prensa representantes de Prixz indicaron que la manera en que opera esta startup de la salud es mediante sus centros de reparto de última milla (CRUM’s) que les permiten alcanzar a cualquier consumidor. La eficacia, apuntaron, se potencia gracias a las alianzas que han firmado con numerosas farmacias además de distribuidores y fabricantes.


Tanto la página web como la aplicación funcionan como cualquier otra de compra en línea: el usuario abre una cuenta mediante un formulario sencillo, revisa el listado de productos, elige cuál desea adquirir, realiza el pago y se programa la entrega a domicilio.


Para facilitar la navegación, tanto el sitio como la app permiten elegir entre diversas secciones que ofrecen productos de acuerdo con perfiles generales como Bebés, Farmacia, Medicamentos, Bienestar o Belleza, por mencionar solo algunos.


La empresa, indicaron los representantes del Prixz, cuenta con una oferta de más de 20 mil medicamentos, entre genéricos y de patente, así como entregas que calificaron como “ultrarrápidas" en todo el país que, además, pueden programarse en día y horario, para asegurarse de que habrá alguien en el domicilio para recibir el paquete.


Prixz, dijeron, tuvo un crecimiento de 400 por ciento durante el primer cuatrimestre de este año, comparando las ventas y usuarios durante el mismo periodo de 2020. Esto, además de la demanda creciente y la regularización del ecommerce como primera opción de compra, también se debió a alianzas y estrategias que les permitieron conectar a clínicas, pacientes y aseguradoras.


No se debe olvidar que, según cifras de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el comercio electrónico creció en el país en 82 por ciento desde el inicio de la pandemia por COVID-19 y las primeras restricciones de movilidad aplicadas en marzo de 2020.


Lo anterior hizo que las health tech como Prixz, lograran un crecimiento exponencial que, apuntaron, buscan convertir ahora en una regularidad y no en un boom momentáneo.